¿Las criptomonedas son seguras? ¿despegarán seguirán dando o no?
debemos de rehacer la pagina
Esta nota la han leído: 250 Personas

publicado: 2017-05-31 a las 08:21:18


Chihuahua, Chih., Domingo 09 de Agosto del 2020

¿Las criptomonedas son seguras? ¿despegarán seguirán dando o no?

 
Las cryptomonedas están subiendo mas allá de todo pronóstico. El Bitcoin se ha elevado siete veces en valor hasta llegar a los $2,500 dólares por unidad al momento de escribir este artículo. Hace tres semanas Vinay Gupta, quien encabeza el esfuerzo por el lanzamiento inicial del Ethereum, publicó un ensayo intitulado "¿Qué significa el Ether a $100 ?" Desde ese momento a la fecha el valor del Ethereum se ha doblado. Demasidas monedas alternativas para poder ser nombradas se han ido a las nubes en valor junto a las dos grandes. Los ICOs están sacando dinero a lo bruto. ¿Qué demonios está pasando?

(en las últimas 48 horas desde que se escribió esta pieza, esos precios se han tambaleado considerablemente, pero siguen en su camino, de muy alto para este año).

Una cierta narrativa seductiva se ha implantado, es lo que está pasando. Esta narrativa, en su versión mas extrema, dice que las criptomonedas de hoy son como el internet de 1996: no solo nueva tecnología sino un tipo radical de nueva tecnología, empequeñecidas o ignoradas por una mayoría, que lentamente y sutilmente crece en poder e influencia  a través de los últimos años, y está a punto de explotar al mundo entero en relevancia e importancia con una velocidad impresionante y repercusiones masivas.

(A menos de que piense que estoy exagerando, escuché un discurso de relaciones publicasel otro día que literalmente comenzaba así: "El momento del blockchain de 1996 en internet está aquí", como un prefacio para vender $33 millones de ICO. Oiga, ¿Qué son 33 millones entre amigos? Esto es tomado como obviedad que estamos en una burbuja de criptomonedas).

Entiendo el atractivo de esta narrativa. No soy un exceptico del blockchain. He escrito sobre criptomonedas con fascinación por años ya. He promodio y alabado el poder de los blockchains, como tienen el potencial de hacer de la internet algo descentralizado y sin permisos de nuevo y darnos a todos el poder de sobre nuestra información, por años lo he hecho. Soy un creyente real del dinero sin permisos como el Bitcoin. YO dije cuando el Ethereum fue lanzado que se trataba de un "día histórico".

Pero no puedo evitar ver el estado de las criptomonedas hoy y preguntarme donde está el valor real. NO quiero decir valor financiero para especuladores; quiero decir valor utilitario para los usuarios. Porque si nadie quiere de hecho usar los protocolos de blockchains y esos proyectos, esos tokens que se supone reflejan valors son ultimadamente... bueno... inútiles.

Bitcoin, a pesar de su lucha interna, es un dinero mundial sin permisos muy útil, y tiene una oportunidad legitima de convertirse en una reserva global y una moneda bien asentada. Sus descendientes anonimos como ZCash han agregado valor a la proposición inicial del Bitcoin. (Similarmente, Litecoin está ahora técnicamente por delante de los Bitcoins, gracias a la mencionada lucha). El Ethereum es muy exitoso como una plataforma para los desarrolladores.

Pero aún así, a 8 años de haberse lanzado el Bitcoin, Satoshi Nakamoto sigue siendo el único creador que ha construído un blockchain que un apreciable numero de personas ordinarias quiere de hecho utilizar. (El Ethereum es asombroso, y Vitalik Buterin, al igual que Gupta, es un visionario honesto, pero sigue siendo una herramienta /solución / y plataforma para desarrolladores). Ninguna otra iniciativa de blockchain se encuentra en el riesgo real de llegar al reconocimiento general, mucho menos al uso generalizado.

Con todo el debido respeto para Fred Wilson, otro creyente verdadero - y , para quedar claros, se le debe una enorme cantidad de respeto - dice mucho que, en medio de esté boom masivo, esté citando las "Rare Pepe CardS" de todas las cosas, como un ejemplo primario de una app moderna de blockchain. Es decir, si eso es lo mas avanzado....

Quizá estoy equivocado; quiza Rare Pepe será el proximo Pokemon GO. Pero por otra parte, quiza la taza de especulación del valor real en el espacio del blockchain nunca ha sido mayor, lo cual es decir mucho.

Algunas personas argumentan que la tecnología es tan impresionante, tan revolucionaria, que si se invirtiera suficiente dinero, las apps y los protocolos cambiantes de sociedades llegarían. Eso difícilmente pudiera ser mas torpe. No estoy opuesto a la venta de tokens, pero a esto debería de seguir que "si construye algo suficientemente bueno, los inversionistas le llegarán en manada", y no " si suficientes inversionistas nos llegan, construiremos algo suficientemente bueno".

Un equipo solido trabajando en un proyecto interesante que no ha llegado a un producto mercadeable debería de ser capaz de fondear algunos millones de dólares - o, si lo prefiere, un par de miles de bitcoins - y  entonces, una vez que su éxito esté probado, podrían vender otra serie de ahora mas valorizados tokens. Pero los proyectos que difícilmente tienen algunos usuarios, y escasamente algo de tecnología que levanten decenas de millones? eso significa una burbuja ... y una demasiado provocadora como para atraer la pesada y nada misericordiosa mano de la SEC.

Esa narrativa seductora sin embargo, es la internet de 1996! lo sé. Pero escucheme. Quizá la creencia de que los blockchains hoy son como el internet de 1996 esté completamente equivocada. Por supuesto, todas las analogías son fallidas, pero son útiles, es como pensamos- y quizá  hay otra, mas precisa, y mas descriptiva, en esto.

Propongo una contra narrativa. Le digo que los blockchains hoy no son como el internet de 1996; son mas como Ñú en 1996. Eso no es fácil de entender - pero, si es verdad, es algo desalentador para aquellos que esperan sacar provecho del uso masivo de apps de blockchain y sus protocolos.

Las soluciones de blockchain descentralizadas son vastamente mas democráticas, y técnicamente mas atractivas, que el hermeticamente sellado, jardín bardeado, dominado por reglas del internet de aquel entonces. Similarmente, el código libre de Ñú era vastamente mas democrático, y mas atractivo técnicamente, que Microsoft y Apple que dominaban el cómputo en ese tiempo. Pero nadie lo usaba excepto por un pequeño grupo de hackers. Era demasiado difícil, tortuoso  complicado y contraintuitivo, requería brincar demasiadas barreras - y el secreto sucio de Ñú era que las soluciones masivas estaban de hecho bien para la mayoría.

¿Le suena familiar? Hoy hay mucho trabajo que se va a indexes descentralizados de almacenamiento con llaves en blockchains como Storj, Sia, Blockstack, y todos esos. Esto es impresionante, trabajo espectacular... pero porque una persona común, una ya cómoda con Box o Dropbox, se cambiaría a Storj o a Blockstack?, la solución centralizada le funciona bien , y , porque está centralizada, saben a quien llamar si algo va mal. Blockstack en particular es mas que "solo" almacenamiento.. pero que problema le resuelve al usuario promedio en realidad?.

Las similitudes con Ñú son impresionantes. Ñú era mas barato y vastamente mas poderoso que las alternativas disponibles en aquel entonces, parecía increíblemente, disruptivo. Neal Stephenson hizo una famoso analogía en los 90s de los ssistemas operativos y los autos. Windows era el auto feo gacho mal hecho ; MacOS era un Beetle Volkswagen hermeticamente sellado y luego muy raro mas allá de lo raro había:

Ñú que esta justo ahí y que no es un negocio para nada. Es un montón de RVs, yurts tipies y domos geodesicos en un campo y organizados por consenso. La gente que vive ahí hace tanques. No son viejos tanques soviéticos; son mas bien como M1 del ejército americano, hechos con materiales de la era espacial y llenos de tecnología sofisticada de un lado a otro. Pero son mejores que los tanques del ejército. Están siendo modificados en tal forma que nunca nunca se descomponen, son ligeros y maniobrables suficiente para ser utilizados en las calles comunes, y no usan mas combustible que un carro pequeño. Estos tanques están siendo creados, de inmediato, a un paso infernal y en suficientes números que se alinean al lado del camino con las llaves puestas y abiertos. Cualquiera que quiera puede simplemente treparse en uno y manejar gratuitamente.

Los clientes llegan a estos cruces en hordas de día y de noche. 99% de estos se van directamente a comprar el pinche carro corriente ... ni siquiera voltean a ver al lado .

Le estoy diciendo que tal como los consumidores ordinarios de ayer que no usarían ni usaron Ñú, hoy no usarán Bitcoin ni otras apps de blockchain, incluso si el bitcoin y las otras app construidas encima de los blockchains son técnica y políticamente sorprendentes (que algunas lo son).  Le diría entonces que "el año del uso extendido del consumidor de los Bitcoins | Ripple | Stellar | ZCash | apps descentralizadas de ether | etc " es quizá una analogía al "año del uso de  Ubuntu | Debian | Slackware | Red Hat | etc en el escritorio".


Por favor note: que esta no es una analogía para hacer menos, o una que en forma alguna disminuya el potencial y la eventual importancia de esta tecnología! hay dos billones de dispositivos Androide activos, y cada uno corre el kernel linux. Cuando se comunican con servidores, es decir "la nube". Se comunican con vastos centros de datos de tipo bodema y hacen equipo con innumerables servidores con Ñú. Ñú fue inmensamente importante e influyente. La mayor parte de la computación moderna es Ñú a Ñú.

ES muy fácil imaginar un futuro similar para los blockchains y las criptomonedas. Sitando a Shannon : " la tecnología de blockchain definitivamente pareciera tener una adopción igual a la de Ñú hacia su futuro: va a ver un montón de intentos frustrados para hacerla comercialmente viable como producto de consumo en tanto gana dominancia en aplicaciones vitales de trasfondo".

Pero si su tesis de inversión de 1996 hubiera sido que la gente ordinaria adoptaría Ñú en masa en la siguiente década - que no hubiera sido una predicción muy disparatada - entonces hubiera tenido una gran decepción. Ñú no  se hizo algo importante porque la gente ordinaria lo usara. En vez de eso se convirtió en un servicio de infraestructura que le dio el poder a la siguiente ola de internet.

Es fácil envisionar como y porque una mezcla de docenas de blockchains descentralizadas podrían lentamente, en un período de años y años, convertirse en una categoría similar de infraestructura crucial: como una reserva /asiento de monedas, como reemplazos de grandes baches de la industria financiera actual, en tanto que espacios de nombres (como nombres de dominios), en tanto implentaciones intrabambalinas de sistemas de almacenamiento distribuidos y cosas así... en tanto que la gente ordinaria sigue esencialmente sin tener idea de su existencia. Es incluso mas facil imaginar que se esto se convierta en un bien como el agua  o la luz. ¿Cuesta mucho el gas del Ethereum? No hay problema, haga un cambio a su sistema distribuido a otra blockchain mas barata.

Entonces no me diga que esto es como la internet en 1996, no sin evidencia que lo justifique. En vez de eso, despierteme cuando los precios de las criptomonedas comiencen a llevar pista del valor intrínsico de las apps y los protocolos construidos en sus blockchains. Porque en el interim, en su ausencia de ese valor, lo siento decirlo que mas bien pareciera que estamos hablando sobre tulipanes digitales descentralizados.

 

 

aquí no censuramos a nadie y lo que publicas de inmediato sale sin filtro

Comentarios:

QuiénComentario
quihuboSi alguien entendió algo que lo explique. jajaj
PepeRojasMYo s? entend?, pero me qued? una peque?a duda ?qu? fu? lo que dijiste? jaja... A lo que entend? es que las cryptomonedas est?n creciendo en valor pero a?n no son lo suficientemente comerciales como para que las usen las masas. ?es correcto?
Soy:
Comentario: